Somiatruites, Ciberderechos en la Red

Intenciones
Sobre ArturoBuendia
arturobuendia2002
AT
yahoo.com

ARTÍCULOS_ _ _ _
Kriptópolis

  • ¿Intenciones fiables detrás de la "trusted computing"?
  • Redes P2P: la exaltación de un nuevo tejido cultural
  • La clausura sigilosa de nuestra cultura

    CATEGORÍAS_ _ _ _

  • Blogs
  • Ciberderechos
  • Comunidades
  • Conocimento Abierto
  • DRM
  • Entrevistas
  • Leyes
  • Libertad Expresion
  • Musica
  • Otros
  • Privacidad
  • Propiedad Intelectual
  • Redes P2P
  • ARCHIVOS_ _ _ _
    Octubre de 2003
    Todo

    <Septiembre 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30  
                 

    Blogalia
    Sindica los titulares de Somiatruites

    Creative Commons License
    Todos los contenidos
    pueden usarse según la
    Licencia Creative Commons

    BLOGROLL_ _ _ _
    Derecho/s y Tecnología
    Kriptópolis
    Greplaw
    Furdlog
    Freedom to Tinker
    Copyfight
    LawMeme
    Vigilant TV
    Unintended Consequences
    bIPlog
    Techlaw Advisor

    Ciberderechos
    Electronic Frontier Foundation
    Creative Commons
    Common Content
    EPIC
    Statewatch
    Privacy International
    Politech

    Tecnología
    Corante
    News.com
    Wired
    Slashdot
    Barrapunto
    NYT Tech.
    Washington Post Tech.
    El Navegante

    Blogs
    Amateur Hour
    Corante on Blogging

    Periodismo
    Cyberjourmalist.net
    dotJournalism
    Online Journalism Review
    Online Journalism

    Medios
    The New York Times
    BBC
    CNN
    The Guardian
    Economist
    Businessweek

    Independientes
    Le Monde Diplomatique
    Indymedia

    Académicos
    IN3
    UOC
    Berkman Center

    Especializados
    First Monday
    Novatica

    Barómetro de blogs

    (DiceLaRed&Baquía)

    2003-10-30

    Internet: ¿mercado o bazar de ideas?

    El Partido Popular ha decidido que no es necesario regular el uso del correo electrónico en el ámbito laboral y ha rechazado una propuesta presentada en el Congreso en este sentido por el partido socialista, según cuentan en 'PP rechaza regular el uso del correo electrónico en las empresas'

      El Partido Popular rechazó hoy una propuesta socialista para instar al Gobierno a que se regule el uso del correo electrónico en las empresas, al considerar que se debe esperar a que lo haga previamente la Comisión Europea

      Durante el pleno de la Cámara Alta, la senadora popular Mercedes Coloma explicó que es "más prudente" esperar a que se regule en el ámbito europeo y que, mientras tanto, se opte por la elaboración de códigos de buenas prácticas en los convenios colectivos.

      Ya en agosto del 2001 la Unión Europea inició los trámites, a través de consulta pública, para elaborar una directiva que regule de forma armónica el uso del correo electrónico en las empresas, según apuntó la senadora, quien aseguró que estará aprobada en 2004 ó 2005.

      "Es mejor esperar a que en Europa se estudie sosegadamente y en profundidad" este asunto, para luego aprobar alguna normativa "no vaya a ser que luego haya que dar marcha atrás", explicó.


    Habrá quien considere que este tipo de leyes y regulaciones no son especialmente trascendentales, y quizá tiene razón. Sin embargo, la cuestión básica es cómo todo un torrente de medidas legislativas, o de inacción legisladora, está configurando Internet y el futuro del entorno digital en el que van a desarrollarse una buena parte de nuestras vidas: correos electrónicos laborales o personales, tiempo de ocio frente al ordenador, llamadas telefónicas, trámites en Internet, compras electrónicas...

    Internet era de una forma hace cinco años. Ahora es de otra. La acción legisladora de los gobiernos y la llegada de las empresas ha transformado la Red.

    La Red es un espacio con una textura diferente. Es un espacio altamente comercializable, por las capacidades que ofrece para modelar y adaptar instantáneamente el mismo espacio a las acciones que transcurren dentro de él: alguien busca en Google zapatos y le aparece un anuncio de zapatos al lado, lee la sección de deportes de un periódico y le anuncian balones, visita una página porno y recibe al poco un correo de 'Marta la caliente'...

    Se trata pues de un espacio donde quienes antes eran usuarios se están reconvirtiendo en consumidores. Cada decisión legislativa referente a la Red se mueve entre la concepción del internauta como consumidor o usuario. El usuario es aquel que accede a los contenidos y a los medios y no sólo los consume, sino que los reutiliza, los recrea. Participa en un weblog o en un foro donde envía un resumen del contenido, remezcla una canción que comparte después...

    El consumidor es que el se encuentra limitado a la recepción pasiva de un torrente de información. Este es el modelo de receptor que los grandes medios persiguen: un gran consumidor de información y entretenimiento mientras ellos mantienen el monopolio de la creatividad.

    Cuando los gobiernos legislan sobre el spam, el correo electrónico, las protecciones anticopia... incluso las patentes de software, están respaldando una u otra concepción de sus ciudadanos: consumidores o usuarios. Y están cediendo privilegiando a los ciudadanos o a las empresas.

    Cuando el gobierno permite el envío indiscriminado de correo comercial a los usuarios por aquellas empresas con las que tiene una relación comercial y sin que estas deban pedirle permiso, como lo ha hecho con la nueva Ley de Telecomunicaciones (véase el artículo de Carlos Sánchez Almeida y Javier Maestre Rodríguez, ‘LSSI: parches 2.0 y 3.0’), el gobierno tienen en mente un ciudadano consumidor en potencia. Y el gobierno no tienen ningún impedimento en disponer de su tiempo y ofrecérselo en bandeja de plata a las empresas.

    Cuando no regula el uso del correo electrónico, tiene en mente a un trabajador cuyas prácticas en el entorno digital vuelven a quedar en manos de la decisión de la empresa.

    Cuando el gobierno decide que debe proteger las protecciones anticopia (’La clausura sigilosa de nuestra cultura’, como lo insinúa el borrador de ley de Propiedad Intelectual y el Código Penal) tienen en mente que es más importante que las discográficas y productoras de cine controlen los contenidos a que los usuarios los utilicen con justicia.

    En todos estos casos las legislaciones modifican un fino equilibrio a favor de las empresas. Poco a poco el entorno digital se convierte en un gran mercado y deja de ser un bazar de ideas.

    Categoría: Leyes | 8 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://somiatruites.blogalia.com//trackbacks/12501

    Comentarios

    1
    De: rvr Fecha: 2003-10-30 07:31

    Si no recuerdo mal, en Kriptópolis se opinían hasta hace no mucho a cualquier tipo de legislación. La verdad es que, tal y como están las cosas (especialmente en la propiedad intelectual y en el correo basura), un poco de ordenamiento no vendría nada mal.

    En todo caso, tengo la percepción de que para los sucesivos ministros españoles y asesores varios, Internet es un Gran Centro Comercial. Qué lejos de aquella Superautopista de la Información. Qué lejos de esa Sociedad del Conocimiento.



    2
    De: fernand0 Fecha: 2003-10-30 17:34

    Pues a mi me da miedo que legislen sobre estos temas, porque siempre lo hacen mal. Eso de que los sucesivos gobiernos ven a la red como un sitio de empresas y negocios es una triste realidad.



    3
    De: Rabo Castúo Fecha: 2003-10-30 17:57

    En Kriptópolis nunca se han opuesto a cualquier tipo de legislación, eso es lo que decía la contrapropaganda interesada del coro de palmeros del Ministerio. Lo que dijeron desde el primer día es que lo que se debía hacer era implantar la Directiva de Comercio Electrónico adecuando las leyes ya existentes, sin convertir Internet en un ghetto. En definitiva, lo mismo que venía sosteniendo desde los primeros tiempos de Internet el movimiento internacional de ciberderechos.



    4
    De: ArturoBuendia Fecha: 2003-10-30 18:05

    Creo que el problema central es la falta de sensibilidad por parte de la sociedad ante estos temas. Una falta de sensibilidad que deriva de la dificultad de comprender que este tipo de legislaciones afectan profundamente a la manera como podemos desarrollar nuestras actividades más cotidianas (correo electrónico, navegación web...) en el entorno digital.



    5
    De: fernand0 Fecha: 2003-10-30 18:50

    Arturo, no estoy seguro de que sea falta de sensibilidad exactamente: la 'sociedad' (en genérico) tiene falta de sensibilidad absolutamente por todo, salvo unos pocos temas muy concretos. Lo que sucede es que dentro de la sociedad hay grupos que se interesan por los temas. En la red, parece que esos grupos todavía no surgieron, o no se les presta suficiente atención desde el poder.



    6
    De: ArturoBuendia Fecha: 2003-10-30 19:21

    Estoy de acuerdo en parte de lo que dices, hay un artículo realmente bueno de un académico estadounidense llamado James Boyle sobre la necesidad de que surja un movimiento en defensa del acceso a la cultura y en contra de la extensión continua de las leyes de propiedad intelectual. El artículo se titula 'A Politics Of Intellectual Property: Environmentalism for the Net?'(http://www.law.nyu.edu/ili/conferences/freeinfo2000/confpapers/environ.html), en el que reclama la necesidad de que haya un movimiento en defensa de la cultura abierta similar a los movimientos ecologistas de los sesenta y setenta que después se consolidaron. Lo mismo ocurrre en otros ámbitos como la privacidad...



    7
    De: rvr Fecha: 2003-10-30 22:51

    fernand0: Quizás el problema es que, como los políticos no entienden del asunto (ni de este ni de otros), se dejan aconsejar por asesores, que tampoco entienden, pero que están acosados por los que ejercen presión, que son las empresas y sus intereses. Y en muchas ocasiones, la agenda de las empresas no es la misma que el interés común.



    8
    De: fernand0 Fecha: 2003-10-31 00:19

    Claro rvr. Hay algunos grupos que si que se interesan: los que tienen intereses (valga la rebuznancia) económicos, las empresas.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.140.5 (dae4331dbe)
    Comentario

    Todo el contenido creado por ArturoBuendia puede ser usado según los términos de Licencia Creative Commons.
    Sólo hay que mantener la atribución del autor y compartir en los mismos términos.
    Estilo realizado por rivendel.org, con modificaciones de rubenlnx.blogalia.com
    Powered by Blogalia